عربي - English - Deutsch - Française - Português - - Italiano - русский

 

Maria (ahora Mariam) del Reino Unido se convirtió al Islam en diciembre de 2019 a la edad de 84 años. Nació en el Reino Unido y quedó huérfana al nacer. No tiene familia.

Un día, algo dentro de su corazón le dijo que se volviera musulmana. Y unas semanas después, entró en el Centro Islámico de Redbridge.

🔴UNA VOZ DENTRO DE MI CORAZÓN🔴

Un día, cuando volvía a casa, una voz dentro de mi corazón me dijo que debía convertirme en musulmana. Era extraño y me preguntaba cómo puedo abrazar el Islam.

Sabía algo sobre las mezquitas y que te quitas los zapatos y que las mujeres se cubren el pelo. Pero nunca pensé en tomar el Islam como mi religión. Hasta ese mismo momento.

Entonces, ¿cómo puedo convertirme en musulmana?

 

Pensé que tendría que ir a una mezquita. Pero me preocupaba no ser aceptada en la mezquita porque no era musulmana. Alguien me había dicho que los no musulmanes no pueden visitar una mezquita.

 

🔴PRIMERA VEZ DENTRO DE UNA MEZQUITA🔴

 

Sin embargo, no podía dejar de pensar en esta voz en mi corazón. Y un día, tomé todo mi coraje y caminé hacia una mezquita en mi ciudad natal. Mis piernas temblaban como gelatina. Estaba muy preocupada. Hacía frío afuera y me quedé parada en el porche del Centro Islámico.

 

Cuando una mujer pasó por mi lado, tomé todo mi coraje y le pregunté si podía entrar. Era una persona muy amable y me invitó a entrar. Me ofreció una silla. Era viernes y esta maravillosa dama me explicó lo que estaba por suceder durante la oración del viernes. Lo asimilé todo.

 

🔴¿CÓMO ME CONVIERTO EN MUSULMANA?🔴

 

Pero luego no pude contener mi pregunta por más tiempo: “¿Cómo me convierto en musulmana?”, le pregunté. Ella me explicó la shahadah. Y cuando terminó, le dije que quería ser musulmana.

 

Recité mi shahadah con algunas bellas hermanas antes de la oración del viernes. Y después de la oración, la recité nuevamente con el Imam de la mezquita.

 

Alhamdu lillah. Desde entonces, las hermosas hermanas de mi mezquita me han apoyado y me han ayudado a aprender más sobre el Islam.

 

🔴ENCONTRÉ UNA FAMILIA🔴

 

Una de las cosas más bellas de ser musulmana es que encontré una familia. Nunca tuve una familia. No conocí a mi madre ni a mi padre. Crecí en diferentes hogares de acogida y tuve que cuidarme sola desde los 15 años.

 

Los hermanos en la mezquita realmente me adoptaron. Fui invitada a sus casas. Se preocupan por mí.

 

Especialmente durante esta pandemia de Covid-19, me cuidan. Me enseñan sobre el Islam y me ayudan a aprender súplicas y suras cortas del Corán. También me dijeron que todos los musulmanes son mis hermanos y hermanas.

 

Esto es maravilloso para alguien como yo que nunca ha tenido una familia. Al convertirme en musulmana, obtuve la familia más grande que podría haber imaginado.

 

🔴ME PREOCUPA OLVIDARME MIS PALABRAS🔴

 

Cumplí 85 años en febrero de este año. Y una de las cosas que realmente me preocupan es que pierdo mis palabras. Las palabras que acabo de aprender son «Alhamdu lillah», «Subhan Allah» o «Allahu Akbar». Tengo muchas ganas de seguir aprendiendo y recitando palabras del Corán.

 

Estoy tan agradecida de que Allah me mostró Su camino. Aunque ya soy anciana, quiero aprender algo nuevo todos los días.

 

Desde que comenzó la cuarentena en el Reino Unido, una de mis amigas cercanas de la mezquita prepara lecciones escritas para que yo estudie el Corán. Con su ayuda, también puedo aprender más sobre los 99 hermosos nombres de Allah.

 

🔴MI PRIMER RAMADÁN🔴

 

Este Ramadán de 2020 es también mi primer Ramadán. Mi amiga me dijo que debido a mi vejez, no necesito ayunar. Pero quería intentar ayunar este Ramadán.

 

Allah me guió a Su hermosa religión. Quiero seguir Sus mandamientos tanto como sea posible mientras pueda.

 

Y, Alhamdu lillah, estoy ayunando.