SJ Financial - шаблон joomla Joomla

 عربي - English - Deutsch - Française - Português - - Italiano - русский

Dudar de la autenticidad del islam es algo que se ve con frecuencia tanto en los musulmanes de nacimiento como en los conversos. Estos sentimientos pueden ser devastadores, no solo porque nos hacen cuestionar nuestro ser y nuestra inteligencia, sino también por la felicidad, la satisfacción y la determinación que amenazan con ser despojadas de nuestra vida.

Estas dudas sobre el islam son una llamada de atención y debemos tomar medidas para evitar perdernos por completo. Podemos seguir estos pasos simples y factibles que pueden ayudarnos a volver a la normalidad y ser más fuertes de lo que éramos antes.

1- Haz mucha dúa (súplica) por guía. Pídele orientación a Al-lah (Dios) y confía en que si eres sincera, Él te ayudará y te guiará de la manera correcta. Habla con la persona que te creó y pregúntale, llora, quejate, todo lo que necesites hacer, desde tu corazón, y asegúrate de encontrar alivio.

2- Nunca abandones tus oraciones. Incluso en tus momentos de fe más bajos, incluso si no te sientes totalmente conectada, haz tus 5 oraciones de todos modos. Es posible que no te sientas lista para implementar todos los aspectos del islam, está bien, ve a tu propio ritmo, pero mantén tus oraciones seguras y protegidas como una gema preciosa y valiosa.

3- Mantente en buena compañía. No sólo son las personas que te rodean (amigos, colegas y la sociedad) sino tus actividades en tus dispositivos lo que afecta tu iman (fe). Es importante participar en deportes o videojuegos para entretenerse, pero no permitas que estas actividades consuman tu valioso tiempo innecesariamente. Manténte alejada de la inmundicia que se extiende por las redes sociales y proteje tu vista y tus oídos de lo que es inadmisible.

4- Lee el Corán todos los días. Léelo en árabe o junto con la traducción (para aquellas que no entienden completamente el árabe clásico). Escuchar el Corán mientras lees la traducción, o escucharlo árabe y la traducción en español es una estrategia mejor. Incluso un versículo o dos al día es mejor que nada. El Corán es el apoyo de y la atadura con Aquel que nos creó. Sin ella, podemos flotar más fácilmente en el olvido.

Junto con tu lectura constante del Corán, esfuerzate por ampliar tus estudios. El idioma árabe, tafsir (la interpretación del Corán), Sirah (la vida del profeta) y los jadices son importantes para aprender. Ten cuidado de aceptar ciegamente las opiniones e interpretaciones de los demás, incluso de los estudiosos, incluidos los grandes respetados.

5- Lee historias de conversiones ya que pueden ser recordatorios extremadamente refrescantes y reconfortantes.

6- Piensa en el universo y en tu propia existencia. Cualesquiera que sean tus dudas sobre el Islam, no puedes negar que este mundo no pudo haber salido de la nada, por la nada y para nada. Tus habilidades de pensamiento crítico y tu curiosidad son valiosas. El Islam no requiere que suspendas el pensamiento y el uso del intelecto, sino todo lo contrario. Al-lah (Dios) dijo:  «Las peores criaturas para Dios son los sordos [que no quieren oír la Verdad] y los mudos [que no quieren atestiguar la Verdad], los que no razonan.» (Corán sura de Los botines 8:22)

7- No saques conclusiones  apresuradas sobre tu fe si tienes dudas. Surgen dudas cuando nuestro conocimiento del tema es incompleto y se requiere más estudio para conocer una mejor perspectiva. Podría tratarse de un problema en el análisis lingüístico o el contexto contextual e histórico, o una traducción puede ser engañosa, o un jadiz puede ser débil o no auténtico, o un erudito puede estar equivocado. Cuando encuentres algo problemático, déjalo a un lado y vuelve a él cuando hayas aumentado tu conocimiento y comprensión, y/o busca un conocimiento más profundo de ese tema desde múltiples medios.

Sigue estos pasos, y con la ayuda del Todopoderoso, deberás encontrarte de nuevo en tierra firme, in sha Al-lah (si Dios quiere).