SJ Financial - шаблон joomla Joomla

 عربي - English - Deutsch - Française - Português - - Italiano - русский

Chat en vivo

Si desea hacer cualquier pregunta sobre el Islam!

Cómo convertirse al Islam?

Conozca los pasos para entrar!

Una de las mejores maneras de prepararse para el mes de Ramadán es seguir los siguientes puntos:

1. El arrepentimiento sincero: y está prescrito en cualquier momento pero ya que se acerca un bendito mes, el musulmán debe arrepentirse y pedir perdón por sus pecados para que cuando entre el mes de Ramadán tenga el corazón tranquilo y se ocupe de realizar los actos de adoración. Dice Al-lah Glorificado y Ensalzado sea: « Y volveos a Al-lah todos, oh creyentes, para que podáis tener éxito. (La luz: 31)

Y dijo el Mensajero de Al-lah –que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- : Volveos a Al-lah en arrepentimiento y buscad Su perdón, pues yo me arrepiento cien veces todos los días” .Relatado por Muslim.

2. La súplica : Ha sido relatado que algunos Salaf (predecesores piadosos) suplicaban a Al-lah durante seis meses para que les hicieran alcanzar con vida el mes de Ramadán y l lo suplicaban durante cinco meses después para que lo aceptara de ellos . Entonces el musulmán ha de suplicar a Al-lah para que le alcance con vida el mes de Ramadán estando a salvo en su Din y su cuerpo, suplicarle para que le ayude a adorarle durante el mes y aceptar sus obras.

3. Alegrarse por la llegada del mes : Alcanzar el mes de Ramadán es uno de los grandes dones de Al-lah Glorificado y Ensalzado sea sobre sus siervos ya que es el mes de las bendiciones , durante el cual se abren las puertas del paraíso y se cierran las puertas del infierno y es el mes del Corán. Dice Al-lah Glorificado y Ensalzado sea: Di: Que con el favor de Al-lah y con Su misericordia se regocijen, ello es mejor que cuanto reúnen. (Yunus: 58)

4. Recuperar el ayuno obligatorio que falta: Dijo Aisha -que Al-lah esté complacido con ella- : Yo tuve días que recuperar del Ramadán, y fui incapaz de recuperarlos hasta Sha’ban.“ Hadiz de veracidad consensuada.

5. Empeñarse en aprender más sobre los veredictos relacionados con el ayuno y el mérito del bendito mes de Ramadán.

6. Apresurarse en terminar todos los trabajos que puedan desviarle de la realización los actos de adoración.

7. Reunirse con la esposa y los hijos para explicarles los veredictos del ayuno y animar los niños para que ayunen.

8. Seleccionar algunos libros que puedan leerse durante el mes y proponerlos al Imam de la mezquita para que haga beneficiar a la gente con ellos.

9. Prepararse para el mes de Ramadán ayunando durante el mes de Sha’ban. Dijo Aisha –que Al-lah esté complacido con ella: «No vi al Mensajero de Al-lah ayunar un mes por completo salvo el mes de Ramadán y no lo vi ayunar con frecuencia salvo en el mes de Sha’ban. » Hadiz de veracidad consensuada.
Dijo el Mensajero de Al-lah –que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él:
« Sha‘ban es un mes entre Rayab y Ramadán, y es descuidado por mucha gente. Y es un mes en el cual la cuenta de los actos humanos es presentada ante el Señor de los Mundos, por tanto, deseo que mis actos sean presentados cuando yo me encuentre ayunando. “Al Albani lo calificó como hasan.

10. La lectura del Corán: Dijo Salama Ibn Kuhail: Llamaban al mes de Sha’ban el mes de los recitadores. Y decían que Amru bnu Qais, cuando llegaba el mes de Sha’ban cerraba su tienda y se dedicaba a la lectura del Corán.
Dijo Abu Bakr Al Balji: El mes de Rayab es el mes de la siembra, el mes de Sha’ban es el mes de la lluvia y el mes de Ramadán es el mes de la cosecha. Y dijo también: el ejemplo del mes de Rayab es como el viento, el mes de Sha’ban como la nube y el mes de Ramadán como la lluvia. ¡Quién no siembra y planta en Rayab, y no rega en Sha’ban cómo quiere recoger durante el mes de Ramadán!
El mes de Rayab se ha acabado, si quieres Ramadán, qué harás en Sha’ban?
Así actuaba tu profeta –que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- y los predecesores piadosos de esta nación durante este bendito mes. ¿Harías lo mismo?
Una de las mejores maneras de prepararse para el mes de Ramadán es seguir los siguientes puntos:

1. El arrepentimiento sincero: y está prescrito en cualquier momento pero ya que se acerca un bendito mes, el musulmán debe arrepentirse y pedir perdón por sus pecados para que cuando entre el mes de Ramadán tenga el corazón tranquilo y se ocupe de realizar los actos de adoración. Dice Al-lah Glorificado y Ensalzado sea: « Y volveos a Al-lah todos, oh creyentes, para que podáis tener éxito. (La luz: 31)

Y dijo el Mensajero de Al-lah –que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- : Volveos a Al-lah en arrepentimiento y buscad Su perdón, pues yo me arrepiento cien veces todos los días” .Relatado por Muslim.

2. La súplica : Ha sido relatado que algunos Salaf (predecesores piadosos) suplicaban a Al-lah durante seis meses para que les hicieran alcanzar con vida el mes de Ramadán y l lo suplicaban durante cinco meses después para que lo aceptara de ellos . Entonces el musulmán ha de suplicar a Al-lah para que le alcance con vida el mes de Ramadán estando a salvo en su Din y su cuerpo, suplicarle para que le ayude a adorarle durante el mes y aceptar sus obras.

3. Alegrarse por la llegada del mes : Alcanzar el mes de Ramadán es uno de los grandes dones de Al-lah Glorificado y Ensalzado sea sobre sus siervos ya que es el mes de las bendiciones , durante el cual se abren las puertas del paraíso y se cierran las puertas del infierno y es el mes del Corán. Dice Al-lah Glorificado y Ensalzado sea: Di: Que con el favor de Al-lah y con Su misericordia se regocijen, ello es mejor que cuanto reúnen. (Yunus: 58)

4. Recuperar el ayuno obligatorio que falta: Dijo Aisha -que Al-lah esté complacido con ella- : Yo tuve días que recuperar del Ramadán, y fui incapaz de recuperarlos hasta Sha’ban.“ Hadiz de veracidad consensuada.

5. Empeñarse en aprender más sobre los veredictos relacionados con el ayuno y el mérito del bendito mes de Ramadán.

6. Apresurarse en terminar todos los trabajos que puedan desviarle de la realización los actos de adoración.

7. Reunirse con la esposa y los hijos para explicarles los veredictos del ayuno y animar los niños para que ayunen.

8. Seleccionar algunos libros que puedan leerse durante el mes y proponerlos al Imam de la mezquita para que haga beneficiar a la gente con ellos.

9. Prepararse para el mes de Ramadán ayunando durante el mes de Sha’ban. Dijo Aisha –que Al-lah esté complacido con ella: «No vi al Mensajero de Al-lah ayunar un mes por completo salvo el mes de Ramadán y no lo vi ayunar con frecuencia salvo en el mes de Sha’ban. » Hadiz de veracidad consensuada.
Dijo el Mensajero de Al-lah –que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él:
« Sha‘ban es un mes entre Rayab y Ramadán, y es descuidado por mucha gente. Y es un mes en el cual la cuenta de los actos humanos es presentada ante el Señor de los Mundos, por tanto, deseo que mis actos sean presentados cuando yo me encuentre ayunando. “Al Albani lo calificó como hasan.

10. La lectura del Corán: Dijo Salama Ibn Kuhail: Llamaban al mes de Sha’ban el mes de los recitadores. Y decían que Amru bnu Qais, cuando llegaba el mes de Sha’ban cerraba su tienda y se dedicaba a la lectura del Corán.
Dijo Abu Bakr Al Balji: El mes de Rayab es el mes de la siembra, el mes de Sha’ban es el mes de la lluvia y el mes de Ramadán es el mes de la cosecha. Y dijo también: el ejemplo del mes de Rayab es como el viento, el mes de Sha’ban como la nube y el mes de Ramadán como la lluvia. ¡Quién no siembra y planta en Rayab, y no rega en Sha’ban cómo quiere recoger durante el mes de Ramadán!
El mes de Rayab se ha acabado, si quieres Ramadán, qué harás en Sha’ban?
Así actuaba tu profeta –que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él- y los predecesores piadosos de esta nación durante este bendito mes. ¿Harías lo mismo?